El Supremo considera que un hipotecado "atento y perspicaz" habría sabido el efecto del IRPH

HÉCTOR M. GARRIDO

  • Según el tribunal, los índices de referencia aplicables a las hipotecas se publican cada mes en el BOE, “por lo que es información pública y accesible”.
  • “Resulta fácilmente accesible para un consumidor medio, normalmente informado, conocer que se utilizan diferentes intereses variables”, dice.
  • Le quita importancia a que el IRPH siempre haya sido más caro que el euríbor: “Se desconoce qué sucederá en los próximos 24 años”, argumenta.
  • Se estima que un millón de familias contrató su hipoteca con IRPH y no con euríbor que, en lo peor de la crisis, estuvo hasta 3,4 puntos más barato.
  • DOCUMENTO: Lee la sentencia del Supremo (PDF).

Compraventa de vivienda

“Resulta fácilmente accesible para un consumidor medio, normalmente informado y razonablemente atento y perspicaz, conocer que se utilizan diferentes sistemas de interés variable y comparar las condiciones de los distintos prestamistas en un elemento tan esencial como el precio del préstamo”.

Con esta frase justifica el Tribunal Supremo su fallo del 22 de noviembre que dio la razón a la banca en el caso de las hipotecas referenciadas al IRPH. Una decisión que supuso un mazazo para el millón de afectados que esperaban que el alto tribunal reconociese la falta de transparencia de un índice de interés variable que siempre fue más caro que el euríbor y le costó unos 1.200 euros de media a los hipotecados que lo incluyeron en su contrato.

El Supremo, este jueves, ha publicado el cuerpo de la sentencia que admitió el recurso de Kutxabank a una sentencia de la Audiencia Provincial de Álava que había anulado los intereses por IRPH aplicados a uno de sus clientes, al estimar que no hubo transparencia al aplicar este índice y que, al no haber aportado pruebas de haberlo “negociado” con su cliente, se consideraba “impuesto”.

Los motivos para aceptar el recurso de Kutxabank, según la sentencia conocía esta jornada, son varios. El primero, que la cláusula en la que se establece el interés de la hipoteca puede ser una condición general de la contratación “y no consta que fuera negociada individualmente”. El segundo, que el IPRH es un interés legal y que “como tal no puede ser objeto de del control de transparencia”. Y el tercero, la capacitación del hipotecado.

Es este último punto el que quizás resulte más polémico. Según la sentencia, los índices aplicables a las hipotecas se publican cada mes en el Boletín Oficial del Estado, “por lo que se trata de información pública y accesible por cualquiera“. Es decir, que el cliente debería haberse informado de lo que estaba firmando en la oficina bancaria. “El adherente puede conocer, sin especiales esfuerzos, cuál es el índice de referencia aplicado y el precio del préstamos de manera sencilla”, asegura el alto tribunal.

Le quita importancia a que sea más caro que el Euríbor

El atractivo de este índice, según vendía la banca, era que pese a ser un índice más caro, también era más estable que el Euríbor y se evitarían sorpresas en las oscilaciones de este. En la práctica, lo que ha implicado es que las familias que aceptaron el IRPH en su hipoteca no se beneficiaron de la profunda caída del Euríbor y que el diferencial entre ambos intereses se llegase a ampliar hasta los 3,4 puntos.

El Supremo también le quita importancia a este asunto. “No cabe afirmar que el IRPH resulta más caro cuando el préstamos no ha llegado ni a la tercera parte de su vigencia. Se desconoce qué sucederá en los 24 años que todavía quedan para su extinción“, dice su Gabinete Técnico en el análisis de la sentencia.

Es más, según el tribunal, siguiendo el razonamiento del la Audiencia de Álava que dio la razón al cliente de Kutxabank, “también habría que declarar nulas las referencias del Euríbor en otros préstamos si en cualquier etapa de su vigencia la evolución del Euríbor hubiera sido menos favorable para el consumidor”.

“El IRPH nunca ha estado por debajo del euríbor porque no es un tipo de interés, sino un índice de los tipos T.A.E. e incluye comisiones, gastos de formalización, notarios, etc”, protestaba el día que se conoció el fallo José María Erauskin, de Abogados Res, el bufete que asesoraba al particular cuyo caso —un préstamo de 250.000 euros a 35 años y un interés del 4,25% referenciado al IRPH— llego al Supremo.

Source: Noticias de la Red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *