Trata de personas con fines de explotación sexual una forma de Violencia contra las mujeres y las niñas

Por Claudia Sarante Camacho

La trata de seres humanos es considerada un delito transnacional que engloba la violación de los derechos humanos y la dignidad humana. La trata es la esclavitud moderna, en donde la pobreza, la desigualdad, la discriminación, la explotación y la violencia de género son las grandes protagonistas.

Los organismos internacionales consideran que ninguna región del mundo está libre de sufrir este delito, ya sea como país de origen, tránsito o destino. Realidad que no es ajena para la República Dominicana, la cual es señalada como país de origen tránsito y destino de trata de personas. Por lo que se han implementado políticas públicas para el abordaje de este delito transaccional en el país, como la Procuraduría Especializada en Trata y Trafico Ilícito de Personas.

De acuerdo al informe presentado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés”Casi un tercio del total de las víctimas de trata de personas a nivel mundial son niñas y niños. Además establece que las mujeres y niñas comprenden el 71 por ciento de las víctimas.”

En el caso de Europa, gran parte de las víctimas de países no pertenecientes a la Unión Europea Proceden de Nigeria, Brasil, China, Vietnam, Rusia, estando República Dominicana entre la mayoría en España.

El artículo 3 del Protocolo de Palermo establece una tipificación reconocida en el ámbito internacional sobre la Trata de Personas, y uno de los aspectos más destacados que enmarca este Protocolo es la posibilidad de que la trata se produzca recurriendo al abuso de una situación de vulnerabilidad.

“Aunque no exista coacción ni engaño dado, el consentimiento no es válido porque puede existir una anulación de la voluntad por parte del control y el poder de los tratantes. Por esta razón, las mujeres víctimas de trata aunque acepten ser prostituidas y ser explotadas sexualmente no abandonan su condición de víctima, ya que se puede estar abusando de su situación de vulnerabilidad, y por consiguiente su consentimiento está viciado.” Luisiana González

La trata con fines de explotación sexual es un delito que vulnera la dignidad humana de las mujeres y las niñas, colocándolas en el comercio sexual con la finalidad de obtener cuantiosos beneficios económicos (MÉDICOS DEL MUNDO, 2016). La trata es uno de los negocios ilícitos más lucrativos en Europa, donde las redes criminales obtienen en ganancia alrededor de tres mil millones de dólares al año, abasteciéndose de la población mundial más marginalizada (UNODC, 2016).

Así como a nivel mundial es considerada que la “pobreza tiene rostro de mujer” al ser las mujeres quienes históricamente más desigualdades han padecido y más sufren la falta de oportunidades, en el caso de la trata no es diferente, pero al rostro de la mujer se le suma otro aún más vulnerable: el de las niñas. Por lo que podemos deducir que la trata de seres humanos tiene rostro de mujer y de niña” como parte de la feminización de este delito.

redhabla

Hemos creado RedNews como un servicio informativo para los seguidores de RedSocial. Ahora puedes compartir facílmente las mejores notas.

redhabla

redhabla

Hemos creado RedNews como un servicio informativo para los seguidores de RedSocial. Ahora puedes compartir facílmente las mejores notas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *