Investigadores europeos crean una red para investigar los problemas asociados al uso de Internet

EUROPA PRESS

Una mujer, con un ordenador

Investigadores financiados por la Unión Europea han lanzado la primera red internacional para identificar y comprender los problemas asociados con el uso de Internet, como los juegos de azar, la pornografía, el acoso escolar y el uso excesivo de las redes sociales. El “Manifiesto para una red de investigación europea sobre el uso problemático de Internet” se publica en la revista ‘European Neuropsychopharmacology.

La red europea de investigación sobre el uso problemático de Internet (UE-PUI), que hasta la fecha ha recibido una financiación de 520.000 euros del programa COST de la UE2 (Cooperación europea en ciencia y tecnología), ha acordado prioridades para el estudio de los problemas asociados con el uso de Internet, qué causa estos problemas y cómo la sociedad puede tratarlos mejor. Identificar estas prioridades permite que se desarrollen sólidas propuestas basadas en evidencia para alimentar la próxima gran ronda de financiación de la UE, el proyecto Horizon Europe3 de 100.000 millones de euros.

La mayor parte del uso de Internet es inofensivo, pero recientemente han aumentado las preocupaciones sobre cómo el uso de Internet puede afectar a la salud pública, especialmente la salud mental y el bienestar.

La Organización Mundial de la Salud ha reconocido el uso problemático de Internet (PUI, por sus siglas en inglés) desde 2014, y está a punto de incluir el nuevo diagnóstico de trastorno de juego en la próxima clasificación internacional revisada de trastornos mentales (CIE-11), que se publicará en breve.

Sin embargo, la investigación sobre la PUI se ha fragmentado y principalmente a nivel nacional, lo que significa que es difícil entender el panorama internacional o trabajar con un grupo lo suficientemente grande como para desarrollar comparaciones significativas. Para abordar esto, el programa COST ha financiado una red en expansión EU-PUI, que actualmente incluye a 123 investigadores de 38 países.

La presidenta de la Red, psiquiatra consultora y profesora Naomi Fineberg, de la Universidad de Hertfordshire, en Reino Unido, dice: “Esta red incluye a los mejores investigadores en el campo, y la red impulsará la agenda de investigación de PUI en el futuro previsible. El uso problemático de Internet es un problema grave. Casi todos los usuarios utilizan Internet, pero todavía falta mucha información sobre el uso problemático. A menudo, la investigación se ha limitado a países individuales o comportamientos problemáticos como los juegos por Internet. Por lo tanto, no conocemos la escala real del problema, qué causa el uso problemático o si diferentes culturas son más propensas que otras”.

Y añade: “Estas propuestas tienen como objetivo permitir a los investigadores identificar lo que sabemos y lo que no sabemos. Por ejemplo, puede ser que los factores culturales o familiares afecten a la medida en que las personas desarrollan problemas, pero eso necesita investigación para determinar”.

El uso problemático de Internet

A su juicio, comprender los procesos biológicos, psicológicos y sociales que subyacen al uso problemático de Internet supone mejorar las estrategias de prevención y tratamiento. En última instancia, esperamos poder identificar a las personas que corren más riesgo en Internet antes de que se resuelva el problema y desarrollar intervenciones efectivas que reduzcan sus daños tanto a nivel individual como de salud pública.

“Estas son preguntas que deben ser respondidas internacionalmente. Internet es internacional, y muchos de los problemas asociados con él son internacionales, lo que significa que cualquier solución debe verse desde una perspectiva global. Necesitamos métodos estándar para poder hacer comparaciones significativas”, afirma.

Y prosigue: “No hay duda de que algunos de los problemas de salud mental que estamos viendo parecen más bien una adicción, como el juego online. Algunos tienden hacia el final del espectro de trastorno obsesivo compulsivo (TOC), como la comprobación compulsiva de las redes sociales. Pero necesitaremos más que solo psiquiatras y psicólogos para ayudar a resolver estos problemas, por lo que necesitamos reunir a una variedad de expertos, como neurocientíficos, genetistas, psiquiatras infantiles y de adultos, personas con experiencia vivida de estos problemas y responsables políticos, en las decisiones que tomamos sobre internet”.

“Necesitamos recordar que Internet no es un medio pasivo; sabemos que muchos programas o plataformas ganan su dinero manteniendo a las personas involucradas y alentando a la participación continua; y pueden necesitar ser regulados, no solo desde un punto de vista comercial, sino también desde una perspectiva de salud pública”, argumenta.

El equipo ha identificado nueve áreas principales de investigación, incluidas cosas como lo que realmente es PUI, cómo lo medimos, cómo afecta a la salud, si hay factores genéticos o sociales, y otros. En concreto, son las siguientes cuestiones: ¿Qué es el uso problemático de internet?; ¿cómo medimos el uso del problema, especialmente en diferentes culturas y grupos de edad?; ¿cómo el problema del uso afecta a la salud y calidad de vida?; ¿qué estudios a largo plazo necesitamos mostrar si los problemas cambian con el tiempo; ¿cómo podemos hacer que sea más fácil reconocer el uso del problema; ¿qué nos dice la genética y la personalidad?

Source: Salud

redhabla

Hemos creado RedNews como un servicio informativo para los seguidores de RedSocial. Ahora puedes compartir facílmente las mejores notas.

redhabla

redhabla

Hemos creado RedNews como un servicio informativo para los seguidores de RedSocial. Ahora puedes compartir facílmente las mejores notas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *