El plástico de algunos juguetes y accesorios para el cabello contiene sustancias tóxicas

EFE

Juguetes

El laboratorio de la Universidad de Química y Tecnología de Praga ha encontrado sustancias tóxicas peligrosas procedentes de residuos electrónicos en el plástico con el que se fabrican juguetes y productos de consumo capilar.

Se trata de disruptores endrocrinos, incluidos en estos productos a causa de un vacío legal, y que pueden afectar al funcionamiento de la tiroides y al desarrollo neurológico de los niños.

Así ha quedado señalado en un estudio a nivel europeo en el que ha participado la organización Ecologistas en Acción. La investigación señala que las sustancias detectadas están entre “las 28 más peligrosas del planeta por su toxicidad y persistencia en el medioambiente, y afectan al sistema hormonal”.

Tras estudiar a fondo 109 productos, los investigadores indican que entre las sustancias detectadas están las ignífugas y los retardantes a la llama: por un lado los polibromo difenil éteres (PBDEs, por sus siglas en inglés) -utilizados hace años en cubiertas y aislamiento de cables de electrónica- y el hexabromo ciclododecano (HBCD), utilizado en espumas de poliestireno y plásticos para la electrónica y automóviles.

Los retardantes de llamas “se añadían para evitar la propagación del fuego en caso de un cortocircuito” en artículos electrónicos, y están prohibidos en la legislación europea, ha explicado la responsable de políticas de sustancias químicas de Ecologistas en Acción, Dolores Romano.

Actualmente, la contaminación viene a través de la utilización de plástico reciclado de artículos electrónicos en los que estaban presentes esas sustancias para la fabricación de otros objetos como juguetes, artículos para el cabello o utensilios para la cocina, según Romano.

Por ello, desde Ecologistas en Acción exigen a las autoridades españolas que eliminen el vacío legal que permite que esas sustancias lleguen a los consumidores a través del plástico reciclado.

El problema del plástico reciclado

El resultado del análisis demuestra que el 98 % de las muestras a nivel europeo contiene polibromo difenil éteres (PBDE) y el 80 % hexabromo ciclododecano.

En España, Ecologistas en Acción tomó muestras de tres juguetes y tres accesorios para el cabello, y las seis muestras contenían PBDE en concentraciones que variaban de 171 a 948 partes por millón (ppm), mientras cinco de ellas contenían HBCD.

La legislación europea limita la presencia de PBDE para plástico de nueva fabricación en 10 ppm para la suma de los polibromo difenil éteres OctaBDE y DecaBDE. Sin embargo, si el plástico es reciclado, el límite es de 1.000 ppm.

En este sentido, aunque los productos analizados en España no superan los límites legales para plástico reciclado, se produce una incongruencia al permitir una cantidad de tóxicos cien veces mayor en plástico reciclado y la inseguridad para el consumidor ya que, al comprar un producto desconoce si el plástico nuevo o reciclado.

“Son sustancias que a nivel mundial se ha considerado que son de las más tóxicas y que hay que eliminar, lo que está recogido en el convenio de Estocolmo”, según Romano, “y que está traspuesto a la normativa europea en distintos reglamentos”.

“En el caso de los artículos que hemos encontrado nosotros todos venían de China y Asia, pero también hay reciclado en España y Europa“, ha explicado Romano.

Source: Salud

redhabla

Hemos creado RedNews como un servicio informativo para los seguidores de RedSocial. Ahora puedes compartir facílmente las mejores notas.

redhabla

redhabla

Hemos creado RedNews como un servicio informativo para los seguidores de RedSocial. Ahora puedes compartir facílmente las mejores notas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *