Ángel Hernández insta a la sociedad a movilizarse para que la despenalización de la eutanasia no caiga en el olvido

ARACELI GUEDE

  • El Teatro del Barrio de Madrid acoge un coloquio sobre el derecho a una muerte digna.

Una imagen de Ángel Hernández

Ángel Hernández y David Lorente se han conocido este miércoles sobre el escenario del Teatro del Barrio, en Madrid. Ambos han pasado por el dolor de haber visto a un familiar sufrir por una enfermedad degenerativa sin haber contado con el amparo legal para acabar con ese sufrimiento. Ángel ayudó a morir a su mujer, María José Carrasco, hace tres semanas y podría enfrentarse a diez años de cárcel. David vio como su madre, Maribel, fallecía después de 17 años con Alzheimer sin que se cumpliera su voluntad expresa de no vivir sin lucidez.

El encuentro se ha producido en el marco de un debate sobre la muerte digna, en el que los dos han contado su historia bajo la atenta mirada, como compañeros de mesa, de Marcos Hourmann, el primer médico condenado en España por practicar la eutanasia, y Fernando Marín, presidente de la asociación Derecho a Morir Dignamente. Moderado por el periodista Jordi Évole, el coloquio ha servido para abogar por que la despenalización no quede en el olvido. 

“La ciudadanía tiene un papel muy importante en todo esto. Que se olviden de mí en cuanto al protagonismo y se movilicen para que se apruebe una ley“, ha instado Ángel, “muy contento” tras conocer a través de los medios presentes que la jueza ha rechazado investigar su caso como violencia machista. “Lo que me vaya a ocurrir judicialmente está asumido. Pero sí me molestó que el caso pasara al juzgado de violencia de género. Una institución tan necesaria no se podía mezclar con lo mío. Creo que la inhibición es muy acertada porque lo contrario habría ido en su desprestigio”, ha afirmado. 

Para evitar que circunstancias como esas vuelvan a producirse y que nadie tenga que verse en la necesidad de actuar como él lo ha hecho, este madrileño de 69 años asegura que seguirá trabajando para que los políticos escuchen a una sociedad, que en más de un 80% está a favor de la eutanasia. Lo mismo harán David, Marcos o Fernando, en un intento de que una de vez de que los focos se apaguen y el caso de Ángel y María José pierda él interés mediático no ocurra como con Ramón Sampedro. El tetrapléjico gallego se quitó la vida en 1998, ayudado por su compañera sentimental Ramona Maneiro, quien no reconoció su implicación hasta años después. Su historia fue llevada incluso al cine por Alejandro Amenábar pero más de dos décadas después la legislacion no ha avanzado nada. 

“Si no salimos a la calle corremos el riesgo de que esto se dilate o no se lleve a cabo por presiones de los poderes fácticos”, ha insistido Ángel. “La sociedad está preparada de sobra para una ley de la eutanasia. Falta que las instituciones se pongan a altura”, ha requerido David y todos los ponentes han criticado a los partidos por no haber sacado adelante una regulación al respecto. 

En plena campaña electoral, con PSOE, PP y Ciudadanos prometiendo que abordarán esta cuestión pero con PP limitándose a hablar de cuidados paliativos, la esperanza en que en la próxima legislatura cambie la situación existe pero también la desconfianza. “Los programas electorales no se cumplen. Prometan y cumplan, señores”, ha espetado Marcos. 

 


Source: Noticias de la Red
Ángel Hernández insta a la sociedad a movilizarse para que la despenalización de la eutanasia no caiga en el olvido

redhabla

redhabla

Hemos creado RedNews como un servicio informativo para los seguidores de RedSocial. Ahora puedes compartir facílmente las mejores notas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *